Corrupción en las mipymes

Estrategias cruciales para prevenir la corrupción en las Mipymes

La realidad empresarial en los países centroamericanos es que el tejido empresarial lo forman pequeñas y medianas empresas. Esto se agudiza cuando nos damos cuenta de que el 83% de estas son microempresas. Esto genera el reto de incentivar su crecimiento. Además, es crucial encontrar herramientas que permitan prevenir la corrupción en las Mipymes.

Para hablarnos de estos incentivos, invitamos a David Cabrera. Él es licenciado en Gestión Comercial y Marketing. Actualmente se desempeña como director ejecutivo Cenpromype, el Centro para la Promoción de la Pequeña y Mediana empresa en Centro América.

David Cabrera

El primer aspecto que se ha de tomar en cuenta es la informalidad en la que se encuentra la mayoría de las empresas en la economía. Esto representa una situación de riesgo que coloca a las empresas al margen del crecimiento. Este aspecto se agudizó con la pandemia pues para muchos la creación de un negocio supuso su forma de sobrevivir en el día a día.

¿Cuáles son los retos de competitividad?

El poco avance del crecimiento en las empresas, y de su adhesión a la formalidad, se encuentran marcados por varios desafíos. Desde el punto de vista de nuestro invitado, existen principalmente tres:

En primer lugar, la generación de capacidades para los empresarios. Es importante que distingas lo que implica que el conocimiento se aplique más que llenar de competencias a tus colaboradores.

El segundo reto, la asistencia técnica y el acompañamiento con enfoque de crecimiento. Es importante visualizar el futuro de la empresa con su respectivo ciclo de vida de desarrollo empresarial.

El acceso al financiamiento incluyente e inclusivo supone el tercer reto. Se refiere a la capacidad que tiene el pequeño empresario de acceder al capital. Nuestro invitado hablaba de incluyente porque 85 % de las mipymes  no puede acceder a la banca formal. Y también hablaba de inclusivo, pues cuando hablamos de empresarias sin acceso al crédito, el porcentaje aumenta.

¿Cuál es la relación entre corrupción y Mipymes?

Como ya te hemos comentado, el aspecto omnipresente es la informalidad. Sin embargo, el reto de acceder a la formalidad no es un fin en sí mismo sino una herramienta que te ayude a contemplar y superar los retos de un negocio incipiente.

Esta informalidad fomenta un “caldo de cultivo” para la corrupción, que afecta en varios aspectos:

Por un lado, supone la disminución de pago fiscal a la cual tiene acceso el Estado. Esto provoca también una merma en la obligación ciudadana del pago de impuestos.

También fomenta el hecho de que no haya un intercambio de información confiable en las transacciones empresariales. Esta realidad hace que se genere pérdida de confianza, sobre todo en tus consumidores.

A lo interno también tiene consecuencias. Puede estar más abierto a la corrupción pues tus mismos trabajadores no tendrán los documentos necesarios para “ fiscalizar” el trabajo.

Asimismo, existe un peligro de corrupción, que se da incluso dentro de empresas constituidas formalmente. Este se refiere a las condiciones laborales de los colaboradores bajo las cuales son contratadas y las protecciones que pueden acceder. Por ejemplo, el no poder acceder al seguro social o los contratos de trabajo realizados de forma oral.

Corrupción en las mipymes

¿Cuáles son los incentivos para las Mipymes para combatir la corrupción?

Para nadie es un secreto que la corrupción disminuye la competitividad empresarial de toda la sociedad. Esto se debe a que crea un ambiente de inseguridad jurídica que provoca menos atractivo para la inversión. Según David, existen tres incentivos principales:

Marco regulatorio: se refiere a la facilidad que existe para crear empresas y realizar trámites formales de la manera más ágil y pronta. En este aspecto, las ventanillas únicas y la inclusión de gestiones realizadas de forma virtual son determinantes.

El segundo incentivo corresponde a la creación de una cultura empresarial. No importa el tamaño de tu empresa. Desde el momento de su fundación procura mantener, aunque en pequeña escala, unos valores y normas éticas que se apliquen. Esto es el fundamento para que más adelante se pueda implementar un programa de compliance.

En tercer lugar, la formación académica. Cambiar de mentalidad de trabajador a empresario dará la posibilidad a tu empresa  de acceder al crecimiento y a las herramientas necesarias.

Corrupción en las mipymes

 


Vuelve a escuchar la interesante conversación que tuvimos con los expertos David Cabrera y Pablo Cordón.

Compartir este post

Leave a Reply

Your email address will not be published.