riesgos

Aciertos y errores en la identificación de riesgos

Cuando inicias a implementar un programa de compliance en tu organización puede ser que te preguntes: ¿por dónde empiezo?, ¿qué papel juegan los riesgos?

Debes saber que el análisis y gestión de riesgos es el punto de partida. Gracias a ese primer ejercicio sabrás qué recursos deberás invertir en compliance.

Para conversar sobre este tema, invitamos a Pedro Montoya en MasterMinds. Pedro es Licenciado en Derecho y posee un Máster de Asesorías Jurídicas por el IE Law School. Es Líder Ejecutivo Internacional Senior de Compliance. Actualmente se desempeña como Jefe de grupo de Compliance y Riesgos de Ferrovial. Es conferencista y ha publicado varios documentos, también es catedrático universitario.

riesgos

¿Por qué debes identificar riesgos?

Porque esto te permite asegurar la sostenibilidad. El análisis de riesgos es considerado de sentido común para las empresas. Sin embargo, existen distintos puntos a los cuales puedes acercar la lupa para que sean útiles dentro del compliance. Estos puntos pueden variar, de acuerdo con el tipo de organización que tienes, pero podemos hablar en líneas generales.

En primer lugar, es importante que tengas en cuenta que muchas veces el trabajo del oficial de cumplimiento se realizará en solitario. Sin embargo, si ya cuentas con un equipo o gestor de compliance, es imperativo que este actúe de manera integral. Es decir, que los recursos se aplique con especial énfasis en la prevención.

Por otro lado, también es vital poner atención sobre el punto medular de la responsabilidad del compliance, pues esta recae en el Consejo Administrativo. Este es el encargado de recibir el mapa integral de riesgos y con base en este, determinar cuál es la mejor manera de dirigir el compliance.

Buenas prácticas para identificar riesgos

riesgos

 

Como es previsible, las prácticas de identificación de riesgos arrojarán resultados únicos dependiendo de cada empresa, pues podrán ser útiles unas más que otras según el giro de negocio.

Sin embargo, podemos enumerar algunas prácticas comunes que, sin importar las diferencias de las empresas, se pueden implementar para identificar riesgos.

La primera práctica es la integración: debes tomar el compliance y los riesgos para desarrollarlos en el mismo mapa. Con esto evitas duplicar los recursos y darles una adecuada atención. Esto quiere decir que debes jerarquizar los riesgos de acuerdo con las circunstancias, pero sin comprometer la sostenibilidad que el compliance garantiza a la empresa.

Otra buena práctica consiste en equilibrar el peso de los riesgos. Esta es una tarea cuesta arriba, pues generalmente, se dificulta colocar al mismo nivel distintos estratos en el mapa de riesgos.

En este sentido será indispensable que cuentes con la visión grupal que te proporciona la responsabilidad del Consejo Administrativo; así como también, el conocimiento de que no todo puede ser valorado económicamente pero su adecuada atención garantiza la rentabilidad a largo plazo.

Errores comunes 

Es vital saber que es posible aprender de los riesgos e incluso mejorar con el conocimiento de estos.

El primer error común, y también el principal, es la falla en la honestidad al calcular un riesgo. Muchas veces, en el mapa de riesgos se ve reflejado algún problema. Sin embargo, no se toma con la advertencia debida y esto resulta en una falla generalizada.

riesgos

El segundo error es fiscalizar el riesgo inmediato por lo tanto posponer el riesgo a largo plazo, lo que puede traer mayores consecuencias.

Por último, pero no menos importante, es quedarte en el mapa de cumplimiento solamente con lo que llamamos ¨compliance penal¨. Esta práctica consiste en concentrarte en no cometer delitos, pero dejando de lado la parte más importante del compliance que llama a seguir una ruta ética.

Herramientas para identificar riesgos

Existen varias, pero la que sin duda se lleva el primer lugar es el canal de denuncia. La línea ética es un elemento fundamental para identificar riesgos y prevenir que se conviertan en problemas más grandes. A decir de nuestro invitado “el canal ético no está allí por si ocurren cosas malas… es que van a ocurrir. ¿Seremos capaces de detectarlas o nos enteraremos cuando se denuncien por la vía judicial o en un artículo de prensa?”

El canal de denuncia  es un método muy poderoso. Es importante que tu organización tenga la honestidad de aceptar que necesita tenerlo. Pero es aún más vital promover su uso con todos tus colaboradores. Y el tercer paso más importante es priorizar las denuncias que representen un riesgo muy grande. Estas deberían ser atendidas de forma independiente por el compliance officer.

________________

Si no pudiste unirte, escucha ahora en nuestro canal de Youtube.

Compartir este post

Leave a Reply

Your email address will not be published.